lunes, 13 de abril de 2015

Etiquetado como:

Factores para que un proyecto software se retrase o fracase

Mundo TI
Artículo para: Project Managers y aquel que pueda interesar

A lo largo y ancho de mi carrera profesional he estado ya por algunas empresas con diversos distintos proyectos. Algunos han sido un éxito brutal; otros un fracaso estrepitoso.

Este es un artículo puramente de opinión y como es mi opinión es totalmente discutible. Es por ello que someto a debate (podéis añadir vuestros comentarios, los publicaré).

Es muy duro afirmar ésto, pero lo cierto es que muchos proyectos software fracasan incluso disponiendo de los medios, las personas y el tiempo necesario para realizarlos. Todos estos factores influyen, pero no son los únicos.

En mi opinión las siguientes han sido las razones principales por la que algunos de los proyectos en los que he estado han caído en picado:


  • Empezar con retraso: casi en el 100% de los proyectos en los que he trabajado hemos empezado con retraso, incluso habiendo entrado desde el minuto cero de los mismos. Es decir, que ya cuando entras, alguien asume que llegamos tarde, pone metas imposibles de cumplir y el proyecto va en picado. La moral se derrumba y la gente que empezó al principio empieza a abandonar el barco hasta que no queda nadie del equipo original.


  • Exceso de tiempo: en contraposición al anterior punto (y aunque esto no es muy habitual), me he encontrado un caso particular de un proyecto en el que el tiempo no era problema... todo el mundo investigaba, se hacía I+D, se documentaba todo perfectamente, no había metas claras, ... Utópico, ¿verdad? Pues no lo fue. Un día, la mano que nos daba a todos de comer (a unos mejor que a otros, claro) decidió ver el estado del proyecto y... ¡BAM! A tomar por c**o más de 100 personas con sus correspondientes familias.
  • Falta de medios: he visto ocasiones en las que incluso teniendo un "dream team" de desarrolladores, debido a una mediocre gestión económica, ese equipo se ve obligado a trabajar con máquinas con 10 años de antigüedad. No me malinterpretéis pero, un gran desarrollador con un core duo y 4 GB de RAM (ah, y un Windows con 32 bits; es decir, con 2,7 GB reales) usando sistemas modernos como WPF... es un equipo que para una secretaria que usa Outlook y Chrome es fantástico pero... Esto ralentiza los proyectos, obliga a la gente a trabajar 12 horas al día porque la máquina funciona más lento que su cerebro y finalmente todo llega con retraso.
  • Equipo mediocre: hoy en IT está a la orden del día. Se contrata un tipo que curra como un asno y una cuadrilla de calientasillas. Resultado: el asno se pira normalmente por una oferta mejor y los proyectos caen debido a la mediocridad de la caterva que ahí queda. Real como la vida misma.
  • Dirección mediocre: la dirección de estos proyectos en ocasiones viene de gente que lleva sin picar dos líneas de código en los últimos 30 años (en algunos casos ni ésto). No son mala gente ni tengo nada personal en contra de ellos pero esto significa que, ni reconocen las nuevas técnicas de programación, ni reconocen las nuevas tecnologías, ni les interesa reconocerlas. Resultado: escuchas chorradas mayúsculas y finalmente te vas cansado porque en lugar de fluir la comunicación y mejorar las necesidades del cliente, tu propio jefe frena tu desarrollo y el de tu empresa... te acabas yendo aburrido.
  • Dirección mediocre II: esta la llamo "El jefe tirano". Este es el caso en el que el jefe considera que su puesto consiste en dar latigazos constantes. La labor de un "jefe" (llamémoslo Project Manager, Director de Proyectos, o como queramos) no consiste en amargar a la gente debido a sus problemas personales. En mi modesta opinión, un "jefe" debe escuchar al cliente y a los empleados y conseguir metas dentro de un proyecto. Si una empresa se basa en que los trabajadores pasen jornadas de 24 horas en la oficina (por falta de medios, de dirección y de tiempo), el proyecto caerá a plomo.
  • Metas imposibles: estas provienen de dos fuentes: los empleados y los Project Managers. Son igual de malas ambas, porque crean expectativas o bien en el Project Manager (las que vienen de los empleados), o bien en el cliente (de ambos intervinientes); totalmente falsas que decepcionarán enormemente a aquellos que las reciben. Aunque en ocasiones sea lo que las personas quieren oir, evitad al máximo crearlas para que el proyecto no falle.






En conclusión: esta es una pequeña lista de las cosas que yo he visto han hecho fallar diversos proyectos (o retrasarlos indebidamente), pero hay muchos más. Espero vuestra réplica y espero que nadie se ofenda...

Enrique Díaz

Author y editor

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Webs amigas:

  • En tu email...

    Suscríbete aquí a nuestro newsletter y nunca más te perderás nuestras actualizaciones

    Copyright © Los vericuetos .NET 2015
    Distributed By My Blogger Themes | Designed By Templateism